Noticias

Culturizate: ¿quién fue Tomás Moro?

      
Culturizate: ¿quién fue Tomás Moro?
Culturizate: ¿quién fue Tomás Moro?
Inauguramos "Culturizate", una sección en la que abordaremos algunos de los acontecimientos históricos más importantes de la historia y los personajes a los que involucraron. Será una sección semanal que comenzamos con el enigmático Tomás Moro. ¿Sabés quién fue?

Tomás Moro vivió como hombre de confianza de Enrique VIII hasta el momento en el que el monarca inglés decidió separarse de la Iglesia Católica para fundar la Anglicana. A partir de ese momento, las desavenencias entre ambos fueron tan grandes que culminó con la condena a muerte del teólogo. Por tanto, la defensa a ultranza de sus creencias en la religión católica le costó la vida en 1535.

Antecendentes

Tomás Moro, político y humanista, estudioso de los clásicos, volvió a la escena pública con la llegada al trono de Enrique VIII pues antes, había permanecido encarcelado por su tajante oposición al absolutismo de Enrique VII. Como hemos dicho, durante los primeros años del nuevo reinado, Moro ejercerá de consejero en la corte y entablará relación con algunos de los intelectuales de la época, como Erasmo de Rotterdam, otro humanista en cuyas teorías se basaría Martín Lutero para desarrollar el Protestantismo. 

Es precisamente la irrupción de las ideas luteranas en la sociedad lo que lleva a Moro a iniciar una guerra abierta contra "tales herejías". Con la ayuda de su por entonces amigo el rey de Inglaterra, combatirá el protestantismo. Cabe decir que como pensador, Tomás Moro no compartió algunas de las medidas tomadas por el soberano, quien menos cauteloso ordenó la quema de cualquier ejemplar de las "95 Tesis de Witterberg". 

Durante todo este tiempo, el controvertido Enrique VIII estuvo casado con Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos. A pesar de la reina se quedó embarazada en varias ocasiones, uso uno de los pequeños logró crecer fuerte, una niña, María I de Inglaterra. El problema era que el reino necesitaba un varón que garantizase la continuidad dinástica y el rey empezó a obsesionarse. Fue entonces cuando conoció a Ana Bolena, una de las damas de su esposa. Prendado de su belleza, se embarcó en un proceso que marcaría la historia para siempre: la separación de la Iglesia Católica. 

Cuando Enrique confesó su intención de divorciarse de la que era su esposa para casarse con Ana Bolena, todos pensaron que era una insensatez y muchos expresaron sus reservas. Uno de los mayores críticos del rey en relación a esto fue Tomás Moro quien como hombre de fe, expuso los argumentos del catolicismo para impedir "tal despropósito": 

Enrique, obcecado en su decisión, solicitó una bula papal de divorcio que le fue negada. Así, el soberano decidió fundar su propia Iglesia, la Anglicana, de la que él era el máximo representante. Al mismo tiempo, condenó con dureza a todos los que siguieron oponiéndose a sus planes, incluido al que fue su hombre de confianza durante años, Tomás Moro. Encerrado en la Torre de Londrés, fue finalmente decapitado en 1535.

Obra filosófica y literaria

En 1516 escribe "Utopía", obra en la vuelca sus ideales y propone una sociedad en la que no exista la propiedad privada, donde todo sea de todos y se trabaje a favor de la comunidad. En esa sociedad igualitaria sería imprescindible la disciplina. Apuesta por el sistema de elección popular del gobernador y los magistrados, y concibe la guerra solo para liberar a otras naciones de la tiranía. "Utopía" es a la vez, un buen lugar y al mismo tiempo, uno imposible de encontrar porque por su perfección no puede existir. 

Canonización 

En 1886, el Papa León XIII lo beatificó y en 1935, Pío XI lo proclamó santo de la Iglesia Católica, dedicándole el 9 de julio como fecha de honra.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.